POR FIN VERANO

POR FIN VERANO

16/07/2020 Admin

Lo primero de todo desear que todos estén bien y enviarles un sentido abrazo, sobre todo a aquellos a los que más duramente haya afectado el dichoso virus.

Desgraciadamente la situación que vivimos es real, y tenemos que sobrellevarla de la mejor forma posible. Afortunadamente todo pasa, y el ser humano tiene una capacidad asombrosa para levantarse tras una caída. No obstante, no debemos olvidar que esto todavía no ha terminado y que debemos seguir siendo extremadamente cuidadosos y cumplir con las medidas que se nos recomiendan.

Pero estas precauciones ¿van a arruinarnos el verano? Yo sinceramente pienso que no.

 Es verdad que va a ser un verano completamente distinto a cualquier otro que hayamos vivido, pero no por eso va a ser un verano peor. Al contrario, este es un verano de oportunidades, de cambiar rutinas,  hábitos y costumbres, tanto lúdicas como sociales o gastronómicas. Es un verano de pequeñas y deliciosas reuniones, de más familia y de valorar más esos pequeños detalles, que quizá habíamos dejado de apreciar.

Y como aquí lo que nos gusta hablar es de vino, os vamos a dar algunas ideas para disfrutar nuestras copas de manera óptima.

Si buscamos una sensación de frescor, nos va a apetecer más beber vinos servidos fríos o ligeramente fríos más que otros cuya temperatura óptima de servicio esté por encima de los 14-16⁰. Es por ello, que las recomendaciones van a ir orientadas a este tipo de vinos.

  • Elegiremos vinos ligeros: Estos, pueden ser blancos, rosados o espumosos. También se podría tomar un tinto joven servido un poco por debajo de su temperatura óptima de servicio.
  • Serviremos los vinos por debajo de su temperatura óptima: Debido a las elevadas temperaturas que solemos padecer durante el verano, y con el fin de que nos aguante un poco más en la copa. Al hacer esto, se reduce la apreciación de los aromas, pero conseguiremos una sensación más refrescante.
  • Ayudados de una cubitera con agua y hielo, serviremos los blancos jóvenes sobre los 5-6⁰C, los tintos jóvenes sobre los 6-8⁰C y los espumosos, en torno a los 5⁰C
  • Elegiremos vinos con un menor contenido alcohólico: El alcohol favorece la deshidratación, por lo que si su contenido es alto nos provocará sensaciones más calurosas que vinos con menos alcohol.
  • Elegiremos vinos con una buena acidez: La acidez nos aportará ese toque punzante y una agradable sensación de frescor. Cuanto más ácido sea el vino más sensación de frescor sentiremos al beberlo.
  • El verano es, además el tiempo ideal para realizar deliciosos y divertidos cócteles con vino como bebida base. Se abre aquí un enorme abanico de posibilidades que ya tratamos en un post anterior. Les dejo el link por si quieren revisarlo. https://www.gastrosofiamanchega.com/detalle-blog/29-open-your-mind

Como siempre digo, esto son ideas, al final, cada uno debe tomarse el vino como más le guste, y dejarse de clichés.

Por último, aunque este consejo no refresca, si les pido que este verano apuesten por lo nuestro, por los productos nacionales y los de proximidad. Somos un país increíblemente rico gastronómicamente hablando, ayudémonos entre todos y consumamos lo nuestro.

Feliz verano!!!

Antonio A. Salcedo Barreda. IT Agrícola y Master en Enología y Viticultura por la UPM.

 


Imagenes:




Noticias relacionadas