HACER BUENAS MIGAS

HACER BUENAS MIGAS

13/12/2019 Admin

Pa’ que‘sten buenas las migas, hace falta preparar, un buen plato de chorizos, las uvas y las “tajás”. Así de sencilla es la receta cantada en nuestra célebre Jota de la Vendimia. No busque usted aquí otra forma de hacerlas.

Miga, procede del latín “mica”, y define una pequeña porción de cualquier cosa. Pero al hablar en plural nombramos algo muy grande.

En Aragón les ponen cebolla y pimentón dulce, en Andalucía aceitunas, a las extremeñas les dan colorido los trozos de pimiento rojo y verde, y en cada casa, el encargado de hacerlas tiene su propia versión para hacer las mejores y más auténticas.

Todas tienen en común su origen humilde, desde que aquel pastor, inspirado por el hambre, le dio forma en su perol, a lo último que le quedaba en el zurrón: un poco de pan duro, una cabeza de ajos, quizá un trozo de tocino y algo de aceite. Después, la trashumancia difundió tan entrañable comida por casi toda la península.

Comida campestre y coral, que pastores, cazadores, leñadores y otros, compartieron desde entonces aportando a la sartén lo que cada uno podía. Es por eso que las migas son el mejor ejemplo de gastronomía social, y la expresión “hacer buenas migas” es sinónimo de concordia y armonía.

Compartir unas buenas migas es algo más que alimentarse. Representa la solidaridad de los hombres, que se reúnen alrededor de la mesa para celebrar el ritual colectivo de supervivencia, con el calor de un alimento que les reconforta así el cuerpo como el alma. 

Ahora que se acercan días en que los más sofisticados alimentos no pueden faltar en nuestras mesas, no puedo dejar de recordar, cuando siendo niño, cada Nochebuena, entorno a la chimenea de mis abuelos, compartíamos una gran sartén de Migas.

El pan lo había cortado primorosamente mi abuelo el día anterior y esperaba envuelto en un paño humedecido al resto de ingredientes que, por ser tiempo de matanzas, aportaban a la fiesta cuñados y cuñadas. Eso, y una botella de anís rascada con ritmo, una zambomba y una pandereta, nos bastaba para una Noche Feliz.


Imagenes:






Noticias relacionadas